La conjura de los gerontes, por un envejecimiento valioso.

La muerte hace unos días de 8 adultos mayores al incendiarse el residencial en el cual estaban alojados puso sobre el tapete las condiciones del envejecimiento en el Uruguay. Situación que se vio amplificada a su vez por la tendencia demográfica hacia la vejez que se reveló en las últimas semanas, a partir de los datos de un informe elaborado por la Cepal, el Banco Mundial y la Facultad de Economía de la Universidad de la República. Este informe nos recordó que la uruguaya no sólo es una población envejecida, sino que también que este es un proceso que se seguirá agudizando a lo largo del siglo XXI.

Paradójicamente la extensión de la expectativa de vida, que en nuestro país supera los 76 años, se convierte en un problema: “El 15 % de la población de Uruguay es mayor de 60 años, lo cual no es un problema, pero lo será en unos 80 años cuando ese porcentaje se duplique.”, plantea el informe con un claro sesgo economicista, simplificando una realidad que demanda al menos otras perspectivas.

La muerte explícita y horrenda de ancianos depositados en un residencial no ha hecho más que recordarnos la situación de un gran número de adultos mayores que pasan la mayor parte de su tiempo depositados en un hogar –ajeno o propio- a la espera de su final. La vida de muchos de estos ancianos ya no tiene un valor para la sociedad capitalista, ni como trabajadores, ni como consumidores, por lo que se ven condenados a vivir la vejez como purgatorio –a veces más cerca del infierno que del paraíso- La vejez no se justifica en nuestra sociedad desde la lógica del trabajo y la producción, por lo que la ampliación de la expectativa de vida plantea el desafío de reconsiderarla como una etapa vital con un valor intrínseco para el desarrollo pleno de la persona.

Es por eso que he decidido llamar a la rebelión de los gerontes, a los actuales y a los que dentro de tres o cuatro décadas lo seremos, para reclamar nuestro derecho a un envejecimiento valioso. No se trata únicamente de un envejecimiento activo que apunte a enlentecer el declive físico y psicológico del organismo, sino especialmente reivindicar el valor de la vejez como etapa clave en el desarrollo de la persona y como ámbito para el desarrollo óptimo de potencialidades postergadas en la edad adulta. Y para ello es necesario reconocer la influencia del ocio en la cotidianidad del adulto mayor.

Al igual que sucedió en la Antigüedad, el ocio vuelve a ser reconocido como un ámbito de enriquecimiento personal, despojado de las necesidades terrenales (que en nuestra era se traducen en necesidades de mercado). El ocio es por lo tanto el ámbito adecuado para resignificar el sentido de la vejez e impulsar las actividades sociales, físicas y culturales que permitan consagrar un envejecimiento valioso.

Con la jubilación el tiempo libre pierde su sentido regeneracionista, por lo que se vuelve necesario resignificar el ocio en la adultez mayor. Para ello es necesario reconocer los beneficios de las prácticas de ocio, no sólo en lo físico y psicológico, sino especialmente en los aspectos socioculturales del desarrollo a través de experiencias de ocio de calidad. Un ocio valioso en la vejez permite la reconstrucción de la identidad post-laboral del adulto mayor y es una oportunidad para redefinir las temporalidades del sujeto, las que deben organizarse desde nuevos patrones de cotidianeidad. Por otra parte, las actividades recreativas permiten construir nuevas redes sociales, que sustituyen a las anteriores, siendo un factor de desarrollo afectivo en esta etapa de la vida.

El ocio como espacio de encuentro y de disfrute de los adultos mayores debe ser incorporado en las políticas de envejecimiento y especialmente desde una perspectiva de cuidados, como la que se empieza a impulsar en estos tiempos. Como ningún otra problemática social, las derivadas del envejecimiento se convierten, con el paso del tiempo, en serán propias problemáticas.

Dr. Ricardo Lema

One thought on “La conjura de los gerontes, por un envejecimiento valioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s