Storyboard, el juego

En este segundo juego para recreación organizacional que compartimos, los dibujos animados jugaron un papel preponderante.  Esta técnica es atribuida al mismo Walt Dinsey cuando necesitaba animar la película “Steamboat Willie”  en 1928. Una historia contada secuencialmente sobre la pared con una pizarra especial resultó ser una forma muy efectiva de tener control del proceso de mejora de una historia. Desde entonces, el storyboarding, ha sido tomada por varias disciplinas con fines variados. En recreación organizacional es una técnica lúdica muy valiosa para diversos fines.

 

Objetivo del juego

Este juego consiste en pedirle a los participantes describir una secuencia de un futuro ideal utilizando palabras y dibujos. Esta técnica es tan versátil que puede ser usada para cualquier tema, no solamente para un futuro ideal. De hecho, el storyboard de ejemplo se utilizó para describir la idea de una futura propuesta recreativa para 300 personas en un campo deportivo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero es realmente interesante como ejercicio para proyectar dado que le permite a los participantes imaginarse y crear posibilidades. Los participantes deberán contar una historia con final feliz, con pequeños detalles para lograr un futuro diferente. También se puede usar esta técnica (storyboarding) para describir la experiencia de una persona en un proyecto, mostrar diferentes aproximaciones para resolver conflictos, o para orientar a nuevos integrantes de un equipo sobre políticas y procedimientos. Podríamos decir que sus usos son limitados solamente por nuestra imaginación.

Cantidad de jugadores

8-20

Duración estimada

45 minutos -90 minutos

Cómo jugar:

Antes de la reunión, hay que determinar el tema sobre el que los jugadores construirán su historia ideal. Una vez que la reunión comienza, se divide al grupo en parejas o sub-grupos de tres personas o, incluso, cuatro personas dependiendo del tamaño del grupo inicial. Todos los útiles que se pueda proveer ayudarán a la dinámica de la actividad por lo tanto, marcadores, pasteles, lápices, papel sulfito (papelógrafo) y atriles serán muy bienvenidos.

  1. Dígale a los participantes que el propósito del juego es contarle a los demás integrantes del grupo una historia feliz. El tema de la historia es “El futuro ideal de…” – un equipo, un proyecto, un producto, una empresa u organización de cualquier índole. El objetivo del sub-grupo es describir visualmente y narrar la historia al resto del grupo.
  2. Luego de que los sub-grupos están establecidos, contarán con 20-25 minutos para (A) acordar en el futuro ideal, (B) determinar qué pasos tomarán para llegar a ese estado ideal, y (C) dibujar cada paso como una secuencia de grandes imágenes o escenas, una por hoja de papel sulfito (papelógrafo).
  3. Recordarle a los participantes 3 o 4 minutos antes del final del tiempo que vayan redondeando las ideas porque el tiempo se acaba, y hay que juntarse nuevamente en plenario. Luego de que estén todos juntos pida voluntarios para contar la primera historia. En este punto es importante crear un ambiente que invite a compartir.
  4. Luego de que todos los grupos presentaron, es importante preguntar qué ha sido inspirador de lo que han escuchado. Aquí lo importante será resumir y sintetizar los temas o puntos que fueron recurrentes así como indagar sobre detalles más específicos. Este es el momento en el que el juego ofrece las introspecciones de los participantes acerca del tema de interés.
934755737_orig
Walt Disney mostrando un storyboard
Estrategia

Como guía de este juego, hay que estar muy al tanto de que muchos de los participantes del encuentro se sentirán estresados cuando se les anuncie que, en cierto punto, deben hacer dibujos grandes en hojas grandes. En ese momento es crucial remarcar que lo importante es la historia que será contada y no la calidad de los dibujos ya que solo son un soporte para la narrativa de la historia. Pueden usarse palabras en cada una de las “escenas” para clarificar las imágenes, y también pueden seleccionar uno o varios artistas dentro del grupo para evitar que todos tengan que poner lápiz sobre papel. (Pero es mucho más divertido si se crea un clima en el que todos dibujen). Además, es bueno recordarles que no van a tener suficiente tiempo de crear una obra maestra, así que las figuras básicas les van a dar más resultado.

Para el momento de la presentación hay varias opciones: se pueden pegar las escenas alrededor del salón donde estén reunidos y el sub-grupo dibujante hace un recorrido al resto del grupo por la historia a medida que caminan (de modo de mantener movimiento físico). Se pueden poner las escenas una sobre otra de manera más convencional en el caso de que haya un único presentador. O pueden ponerse las escenas en una misma pared cubiertas cada una por un participante que las descubre al m0verse para crear un efecto más divertido si el grupo está en ese clima. Aquí, si el ambiente lo permite, se puede crear un pequeño concurso a la presentación más creativa más allá de la historia dibujada.

Por Leandro Folgar

2 thoughts on “Storyboard, el juego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s