Menos escuela y más juego

Psicólogo Peter Gray

El psicólogo del desarrollo Peter Gray propone que los niños que son libres de perseguir sus propios intereses, no solamente aprenderán lo que necesitan saber a través del juego, sino que lo harán además con energía y pasión. Venimos a este mundo ansiosos de aprender, equipados con la curiosidad, la sociabilidad y el espíritu lúdico para dirigir nuestros aprendizajes.

Según él, para promover personalidades que enfrenten el constantemente cambiante mundo actual, debemos fomentar que ellos sean los directores de su propio conocimiento y desarrollo. Para ello se ampara en la evidencia obtenida desde la antropología, la psicología y la historia que demuestra que el juego es el medio principal a través del cual los niños aprenden a controlar sus vidas, resolver problemas y ser emocionalmente resilientes. Según Grey, cuando los niños están a cargo de su propia educación, aprenden mejor y a un menor costo que con el modelo “coercitivo” tradicional.

Su propuesta es valiente y contra-intuitiva, y sugiere que es tiempo de dejar de preguntarnos qué hay de malo con los niños actualmente que son diagnosticados con tantos trastornos de atención y dificultades de aprendizaje. Más bien procura preguntarse qué hay de malo con el sistema que cada vez permite menos niños felices de aprender y conocer el mundo. Interrogantes que han sido abordadas por reconocidos especialistas y teóricos desde Ausubel a  Ken Robinson.

Luego de ver su charla, podemos recordar que en nuestro país no hace mucho tiempo atrás, y en algunos centros actualmente, los turnos escolares eran de 4 horas liberando mucho tiempo de los alumnos para jugar, más allá de las actividades extra en las que cada familia decidiera involucrar a sus hijos. Hoy, la discusión se centra cada vez más en las escuelas de tiempo completo, en la cantidad de días de clase y las horas dictadas como sinónimo de mejora de la propuesta educativa para nuestras generaciones más jóvenes. Con todo el alboroto que aqueja a la administración de la educación de nuestro país, en lo que menos se está pensando es en la propuesta concreta que están recibiendo nuestras futuras generaciones.

Si bien no cuestiono que el sistema educativo debe evolucionar y responder a las necesidades de nuestro tiempo, no estoy seguro de que más horas de clase redunden en mejor educación. De lo que si estoy seguro, es de que menos horas de tiempo libre, juego y recreación derivan en adultos que no tienen capacidad de imaginación, creatividad ni deseo por descubrir las infinitas posibilidades de desarrollo que este mundo pone a disposición si encontramos el deseo de imaginarnos nuevas posibilidades. Ah, y por cierto… imaginarnos nuevas posibilidades es jugar con la imaginación.

Por Leandro Folgar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s